Bases de Maquillaje Maybelline

A la hora de hablar de la cosmética y maquillaje de mujer es fundamental tener en cuenta las bases de maquillaje. Este es uno de los principales elementos a utilizar para poder hacer frente a las diferentes imperfecciones que pueda tener la piel, tales como granos, rojeces, puntos negros….

Un buen fondo  de maquillaje debe cumplir con las expectativas y dejar la piel con un resultado natural, aunque de ello no dependerá tan solo el producto a elegir, sino también la aplicación de la misma, tanto en la técnica como en la herramienta. Asimismo debe ofrecer una piel lisa, suave, sin brillos y sin grasas.

Información básica sobre las bases de maquillaje

Las bases de maquillaje son productos que se utilizan para unificar el tono de la piel, disimular las manchas y esconder las imperfecciones que pueda tener la piel, en forma de arrugas, cicatrices, acné, rojeces…

Es importante saber distinguir entre bases de maquillaje y maquillaje en general. No son lo mismo, ya que el maquillaje comprende todos los elementos que se utilizan para el cuidado y embellecimiento de la piel, es decir, incluye la prebase, bases de maquillaje, polvos, correctores, iluminadores, etcétera.

De esta manera, se puede determinar que la base es solo un elemento del maquillaje, aunque su importancia es máxima dado que es uno de los primeros que se debe aplicar durante el proceso de maquillado.

Tampoco se debe confundir con la prebase. Esta es la que se utiliza en aquellas zonas que se quieran mejorar, como una cicatriz, una arruga…, es decir, en zonas muy concretas de la cara. En cambio, la base de maquillaje se puede extender por toda la cara.

Una de los aspectos más importantes que guardan relación con las bases de maquillaje son los tonos de la piel. Para elegir el tono de maquillaje apropiado es recomendable probarlo en la zona del cuello o un lateral de la cara, que es donde la piel es similar a la del rostro. No debes caer en el error de probarlo en un brazo o la mano. Este es un error común ya que la piel difiere mucho de la del rostro y esto puede hacer que se elija un tono poco apropiado.

El tono de la piel es importante y, una vez lo encuentres, debes buscar una base que se adapte a tu tipo de piel. En el mercado puedes encontrar bases para pieles grasas, pieles secas o pieles mixtas.

 

Las mejores bases de maquillaje Maybelline

Cuando una persona trata de lucir la piel del rostro de la mejor forma posible no puede obviarse la importancia de este tipo de productos, por lo que es aconsejable valorar las bases de maquillaje Maybelline, una de las mejores opciones que puedes encontrar en el mercado.

Gracias a esta conocida marca de cosméticos puedes alcanzar una piel suave, radiante y que se vea perfecta. Gracias a estas bases podrás hacer frente a las diferentes manchas o cicatrices que se encuentran presentes en el rostro y que quieres evitar que se puedan notar, consiguiendo así un resultado que sea delicado y uniforme.

A la hora de hacer la compra de uno de estos productos hay diferentes puntos a tener en cuenta, teniendo en cuenta que, aunque hay muchas marcas de cosméticos diferentes, a la hora de apostar por las bases de maquillaje Maybelline se puede tener la tranquilidad de estar apostando por una marca que es reconocida a nivel mundial por la alta calidad de sus productos y su gran trayectoria en el mercado.

En el presente artículo te explicamos todo lo que debes saber para la elección de las bases de maquillaje, pero además te vamos a explicar cuales son las mejores bases de maquillaje Maybelline que puedes encontrare en la actualidad.

No obstante, antes de ello recuerda que entre estas opciones podrás tener diferentes alternativas en función de tu tipo de piel pieles secas (Para quien se recomiendan bases de maquillaje para pieles secas),  pieles grasas (Para quien se recomiendan bases de maquillaje para pieles grasas) y pieles mixtas. También encontrarás diferentes tonos para poder encontrar el más acorde a tu tipo de piel. Esto último es clave para conseguir la naturalidad.

Dicho esto, vamos a hablarte de las bases más recomendadas de la marca actualmente:

Maybelline Dream Mat Mousse

La Maybelline Dream Mat Mousse es un producto de alta calidad y uno de los más recomendados, sino el que más, dentro de la gama de bases de maquillaje Maybelline, un fondo gracias al cual es posible disfrutar de un aspectos siempre perfecto y natural. Es una base que está libre de aceites y que proporciona una acabado de tipo mate.

Se encuentra diseñada para pieles normales a grasa, gracias a la cual es posible absorber el brillo presente en la tez del rostro y refinar los poros, de manera que se pueda conseguir un acabado natural. Además, este será acorde al tono de piel y la textura de la misma.

Debido a que es capaz de atenuar el color deja un acabado que es uniforme entre el cuello y el rostro, dejando de lado el “efecto máscara” que se busca evitar. No obstante, para ello también será necesario aplicarla de la forma correcta. Gracias a su capacidad para poder adaptarse a la piel del rostro, hace que incluso pueda llegar a servir para una persona sin que conozcas exactamente la tonalidad de tu piel.

Se encuentra comercializado en un formato de 45 gramos, siendo cómodo y sencillo de usar, con una duración de varios meses y un excelente rendimiento. Además, es unas de las bases de maquillaje Maybelline que duran más tiempo. De hecho, puede llegar a permanecer durante más de 18 horas sin que se cuartee y sin necesidad de retoques.

Ventajas

A la hora de hablar de sus pros cabe tener en cuenta varios aspectos. Por un lado la fórmula con la que se encuentra elaborada esta base. Está compuesta por una combinación de ingredientes de una máxima calidad, compuesto por micro polvos, los cuales se encargan de reducir el brillo de la piel que viene dado por un exceso de grasa. De esta manera se consigue un resultado de piel tersa y limpia.

Por otro lado tiene un elevado nivel de compatibilidad, haciendo que sea perfecto para utilizar tanto con pieles grasas como con pieles secas, pudiendo obtener en todos los casos un excelente resultado.

Gracias a la composición de su fórmula ofrece una gran durabilidad, siendo capaz de mantenerse más de 12 horas. Esto hace que sea perfecta para el día a día y cualquier evento. Está disponible además en 16 tonos diferentes, por lo que serás capaz de poder adaptarlo perfectamente al tono de tu piel. Así podrás lucir un aspecto más atractivo y natural.

Por otro lado, cabe destacar que el aplicarse esta base tiene grandes ventajas a la hora del maquillaje, aportando una cobertura media. Además, podrás complementar el maquillaje con tus colores favoritos.

Contras

Como principales contras tan solo podemos indicar que para algunas personas tiene una consistencia que es demasiado líquida para su gusto. Esto es visto como un punto en contra para algunas mujeres, aunque para otras resulta incluso una ventaja, ya que facilita la aplicación.

Maybelline Fit Me Matte

A la hora de nombrar las mejores bases de maquillaje Maybelline no podemos dejar de lado la Maybelline Fit Me Matte, una excelente opción para poder disfrutar de la mejor apariencia de la piel con un tono natural, disfrutando así de una piel suave y delicada, con un acabado en mate.

Es una base que resulta muy fácil tanto de aplicar sobre la tez como de difuminar. Gracias a su textura de tipo mousse ligera ofrece un gran control a la hora de llevar a cabo el maquillaje de la piel.

Esta base se presenta en un frasco de poco menos de 6 cm de diámetro y unos 3 cm de grosor de forma circular, con 100 gramos que pueden ser más que suficiente para poder disfrutar del producto durante varias semanas.

Tiene una fórmula patentada que permite disfrutar de algunas grandes ventajas. Entre ellas se encuentra que, al aplicarla sobre la piel se convierte en polvo, haciendo que se pueda disfrutar de una piel luminosa e impecable. Es recomendable para pieles normales a grasas.

Asimismo se trata de un fondo de maquillaje denso , por lo que es suficiente con utilizar una poca cantidad de producto para poder extenderlo por todo el rostro y así cubrir los diferentes poros abiertos e imperfecciones que pueda haber en el rostro.

Ventajas

Este fondo de maquillaje tiene diferentes ventajas que deben ser nombradas, empezando por la gran protección que ofrece. Cabe destacar la protección solar que ofrece para que la piel se encuentre protegida de los rayos del sol. De esta manera logra evitar que puedan aparecer manchas y otros problemas en la misma.

Es una base que proporciona un acabado mate, lo que hace que sea perfecto para todas aquellas personas que tienen una piel grasa. Asimismo, es una opción perfecta para utilizar tanto con personas que quieran aplicar maquillaje por el día o por la noche. Se adapta a la perfección a todo tipo de situaciones y momentos. Además, está disponible en diferentes tonos en función del tipo de piel (cameo, sand, nude y sun bronze).

Cuenta con suficiente cantidad de producto para ser utilizado durante varias semanas y se presenta en un formato fácil y cómodo de llevar de un lugar a otro.

Contras

Como contra de esta base de maquillaje tan solo hay que tener en cuenta que existen variaciones de precio en función del lugar de compra. No obstante, esto no se trata de un problema del producto en sí, por lo que realmente se trata de una excelente base de maquillaje.

Maybelline New York, Base de Maquillaje que Calca a tu Tono Fit me! Mate y Afinaporos, Color: 120 Classic Ivory
  • Base de maquillaje que calca tu tono y tu textura para un resultado sublime y homogéneo
  • Fórmula ligera no comedogénica enriquecida con arcilla matificante y micropolvos borradores de brillos y poros para un acabado...

Maybelline 44924 SuperStay Better Skin

Otra de las mejores bases de maquillaje Maybelline que es posible encontrar en el mercado es la Maybelline 44924 SuperStay Better Skin. Se trata de una gran opción para quienes quieren cuidar su piel, sobre todo si la tienen sensible.

Este fondo de maquillaje está elaborada para pieles sensibles y secas, pensando en disfrutar de una mayor protección del cutis. Tiene una composición hidratante que deja el rostro con una apariencia perfecta, además de con la suficiente protección. Además, aporta un efecto mate, gracias al cual es posible disfrutar de una piel uniforme con el tono del cuello.

Se presenta en un frasco dispensador de 30 ml, que hace que se pueda disfrutar de suficiente producto durante mucho tiempo con un uso diario. Su textura es de tipo mousse, lo que tiene la gran ventaja de que se puede disfrutar de una mayor facilidad para conseguir el acabado perfecto y una aplicación uniforme.

Se trata de un producto que ofrece una elevada calidad, además de que está disponible con una gran relación calidad – precio. De esta manera puede adaptarse a cualquier presupuesto.

Ventajas

Entre las principales ventajas de comprar esta base de maquillaje Maybelline se encuentra su nivel de protección. Cuenta con un factor de protección solar SPF 20, lo que hace que sea perfecta para todas aquellas personas que, a diario, están en contacto con el sol. De esta manera podrás evitar que se pueda llegar a quemar la piel en exceso, aunque de todas formas sea necesario el uso de cremas solares.

Es comercializada en un bote de 30 ml, por lo que podrás usar la base durante varias semanas e incluso meses, dependiendo de la regularidad de su uso. El bote, además, cuenta con una boquilla que facilita su aplicación. De esta manera es posible verter el producto en una esponja o los dedos de forma cómoda para su aplicación más sencilla.

Contras

En cuanto a sus puntos negativos cabe tener en cuenta que, por el diseño de la boquilla, es más posible que la base se puede llegar a sufrir de derrames, por lo que hay que tener cuidado con ello. No obstante, no deberías tener problemas con su uso, solo prestar atención para que no se salga la tapa protectora.

Las principales características de las bases de maquillaje Maybelline

Hay unas características que tienen en común las diferentes bases de maquillaje Maybelline y que merece la pena destacar, ya que se trata de aspectos muy importantes a la hora de elegir fondos de maquillaje.

Vamos a repasar cada una de ellas de manera individual para que puedas tener claro todo lo que necesitas saber acerca de estos productos de maquillaje que cuentan con tanta cantidad de adeptas en todo el mundo.

Aptas para cualquier tipo de piel

Uno de los aspectos más a destacar de las bases de maquillaje Maybelline es que son, en la gran mayoría de los casos, aptas para utilizar en cualquier tipo de piel. No obstante, cada textura y producto en particular puede estar más enfocado a su uso sobre unas pieles u otras. Sin embargo, por lo general, están preparadas para poder utilizarse sobre la piel, independientemente de su tipo.

Además, la fórmula empleada en muchos de sus productos hace que sean perfectas para todas aquellas que sufren de acné o problemas en su piel, de manera que se pueda responder a sus necesidades. Quienes sufren estos problemas deben seleccionar de forma cuidadosa su maquillaje para evitar que se pueda ver aún más afectada por ellos. Las bases de maquillaje de esta conocida marca son una excelente opción.

Por otro lado es necesario destacar que Maybelline cuenta con un amplio catálogo de productos en el que se encuentran, para cada uno de ellos numerosas tonalidades. De esta manera es posible que cada persona pueda encontrar el color perfecto para su tono de piel. De esta manera podrán disfrutar de un gran acabado libre de imperfecciones y con un resultado que se vea totalmente natural.

No obstante, para que se vea de la mejor forma posible siempre será necesario, además de la elección de un producto adecuado, aplicarse el maquillaje correctamente.

Gran durabilidad

Otro de los aspectos a destacar de las bases de maquillaje Maybelline es la gran durabilidad que ofrece. Desde la marca de cosméticos siempre han apostado por formular sus productos con los mejores ingredientes y activos. Esto hace que en muchos casos se puedan superar las 12 horas de uso con excelentes resultados y sin cuartearse.

Esto es muy importante para todas aquellas personas que buscan que su maquillaje les sirva para afrontar largas jornadas diarias sin tener que estar retocándose la cara. En cualquier caso, para hacer que duren más tiempo, es recomendable no tocarse con frecuencia el rosto, ya que esto, como ocurre con cualquier otra base, afectaría al resultado final.

Asimismo, hay que destacar que se trata de bases disponibles con una gran relación calidad – precio, lo que las convierte en una opción excepcional para cualquier persona que desee maquillarse y obtener resultados naturales.

Fórmula innovadora

En función de la base a elegir, cómo es lógico, la fórmula variará .Sin embargo, una premisa clave en la marca es la máxima calidad empleada a la hora de elaborar sus bases de maquillaje. Estas acostumbran a tener fórmulas innovadoras que ofrecen un gran rendimiento.

Con su composición aseguran una cobertura uniforme y un acabado natural. De esta manera se trata de disimular tanto los poros como otras imperfecciones en forma de granos, rojeces… Están disponibles en diferentes texturas para adaptarse a las preferencias y necesidades de cada usuaria.

Maybelline New York - Dream Mat Mousse, Base de Maquillaje en Mousse, Tono 32 Dorado
  • La textura batida con aire ofrece una comodidad ligera y delicada
  • Aporta un acabado mate de 16 horas

Cómo elegir las bases de maquillaje

Como ya hemos dicho, la base de maquillaje es un elemento imprescindible en cualquier proceso de maquillado. Sirve para unificar el tono del rostro pero también para tapar imperfecciones y manchas. Existen muchos tipos diferentes para así adaptarse a las necesidades de cada piel.

A la hora de elegir la base se deben tener en cuenta, principalmente, dos factores, que son el tipo y tono de piel. A partir de ese momento podrás optar por elegir un tipo de maquillaje de una textura determinada. Ahora te vamos a explicar cada uno de los factores que son fundamentales para hacer una buena elección de las bases de maquillaje. De esta manera tendrás toda la información que necesitas para ello.

Tipo de piel

En primer lugar debes tener en cuenta cual es la base de maquillaje perfecta en función del tipo de piel. Principalmente podemos distinguir entre los siguientes tipos de piel:

Pieles secas

En primer lugar se debe hablar de las pieles secas, que son aquellas que tienen como principales cualidades el verse tirantes, apagadas y con una evidente falta de hidratación. Para ellas es preferible optar por bases de maquillaje fluidas y jugosas, que se encarguen de aportar a la piel la hidratación que necesita.

Pieles mixtas o grasas

Las pieles mixtas y las pieles grasas tienen muchos brillos, lo que hace que en muchas ocasiones se pueda sufrir de acné e imperfecciones. Habitualmente son muy sensibles y tienden a tener rojeces, por lo que se necesita de un gran cuidado de ellas para evitar problemas en la misma.

Lo mejor para estos casos es optar por bases de maquillaje Maybelline que se encarguen de matificar y que ofrezca una cobertura suficiente para hacer frente a las imperfecciones.

Pieles normales

Las pieles normales pueden elegir entre una mayor amplitud de bases, si bien es aocnsejable que se opte por bases fluidas y satinadas.

Tono de la piel

Una vez que sepas el tipo de piel que tienes es el momento en el que te debes fijar en el tono de la misma. De esta forma podrás conseguir que la base de maquillaje se pueda adaptar a tu piel y no tenga un resultado artificial. Su función es la de homogeneizar y así no hacer que se produzca un cambio de color en la cara.

En este sentido, cabe destacar que existen diferentes tipos de pieles en función de su tono, como son las siguientes:

  • Pieles rosadas: Para ellas se encuentran indicadas las bases que son beiges o amarillas.
  • Piel morena: Es recomendable optar por fondos de maquillaje que tengan tonos dorados .De esta manera será posible potenciar el bronceado natural.
  • Pieles apagadas: Para estos casos es preferible utilizar bases que sean ligeramente rosadas.

No obstante, a pesar de estas consideración inicial, es necesario que tengas en cuenta que, en cada una de estas bases existen diferentes tonos. Para ello debes elegir la correcta al comprar entre diferentes opciones.

A la hora de realizar la prueba no es recomendable probar el tono en la mano. Esto es porque su tono varía con respecto al del rostro. Tampoco debes hacerlo en la zona de las mejillas o la nariz, ya que habitualmente tienen tonalidades más rojizas por la circulación de la sangre.

Tipos de bases de maquillaje

Existen diferentes tipos de bases de maquillaje, si bien hay cinco que destacan por encima del resto y que son las más habituales. A ellas hacemos referencia a conitinuación, de manera que puedas saber cual se adapta mejor a ti:

Bases de maquillaje en mousse o crema

Este tipo de bases son hidratantes y se caracterizan por tener una textura muy suave. No están presentes en los catálogos de todas las marcas de cosméticos y ofrecen una cobertura media – baja. De esta manera son una buena opción para quienes buscan un acabado muy natural.

Son un tipo de fondo de maquillaje que funciona muy bien sobre la piel seca. Sin embargo, no ocurre lo mismo con pieles grasas o mixtas. Aunque también se pueden utilizar sobre estas, no son muy recomendables y existen otros formatos y texturas más apropiados para ellos.

Una de las grandes ventajas de las bases de maquillaje en mousse o crema es que son muy fáciles de extender, de manera que podrás distribuirlas por el rostro de una manera muy cómoda.

Bases de maquillaje líquidas

Las bases de maquillaje líquidas son las más comunes y populares. Esto se debe a que son muy versátiles y ofrecen gran facilidad a la hora de utilizarlas sobre la piel, pudiendo disfrutar de una cobertura media-alta. Habitualmente se utilizan sobre todo tipo de pieles, aunque cada una de ellas tiene sus propias fórmulas.

De esta manera, en el mercado puedes encontrar este tipo de fondos de maquillaje adaptados a las pieles secas, que tienen base aceitosa, o para pieles mixtas o grasas, donde no cuenta con este tipo de base en su fórmula para mejores resultados.

Bases de maquillaje en polvo

Las bases en polvo también son muy comunes y utilizadas por una gran cantidad de mujeres. Se pueden encontrar en dos formatos diferentes:

  • Polvo comprimido: Se comercializan en estuches compactos y son perfectas para aquellas pieles en las que apenas hay imperfecciones. Pueden presentar una cobertura alta o baja según el modelo.
  • Polvo mineral: Se debe utilizar una brocha para aplicar este tipo de bases, pudiendo trabajar con capas y ofreciendo una cobertura alta.

Las bases en polvo, en general, son perfectas para pieles grasas con pocas imperfecciones.  De esta manera consiguen disfrutar de un mayor control de la grasa y aportan un tono natural. Asimismo, para pieles secas debes hidratar muy bien la cara antes de aplicar este tipo de bases para mejores resultados.

Bases de maquillaje en barra

Las bases de maquillaje en barra no son tan habituales de encontrar como las anteriores. Son uno de los productos más utilizados por parte de los maquilladores profesionales, siendo fáciles de aplicar (siempre que se tengan los conocimientos para ello) y ofrecen una cobertura muy alta.

Son muy adecuadas para poder cubrir imperfecciones diversas como marcas o cicatrices y funcionan con mejores resultados en las pieles secas. En las que son grasas es necesario sellarlas muy bien.

Bases BB Cream

Las bases de maquillaje BB Cream se convirtieron en toda una revolución tras su llegada al mercado. Tienen su origen en Corea y, hoy en día, gozan de una gran popularidad en todo el mundo. Se trata de unas bases que son capaces de cubrir imperfecciones y unificar el tono de la piel, pero no solo eso.

Además de estas ventajas, que se pueden encontrar en otras bases, tienen otros muchos beneficios. Entre ellos se encuentran sus propiedades como humectación, protección solar y preveción de aparición de arrugas, entre otras.

Cómo utilizar las bases de maquillaje Maybelline

El maquillaje es un aspecto clave para muchas mujeres. Su finalidad es la de corregir las imperfecciones que puedan estar presentes en la piel del rostro, ya sea en forma de cicatrices, granos…, o bien por diferencias de tonalidad.

Las bases de maquillaje Maybelline gozan de una gran popularidad puesto que aportan un aspecto más natural y sano a la piel. No obstante, para conseguir los mejores resultados, es aconsejable que tengas en cuenta lo siguiente:

Limpieza del rostro

En primer lugar debes tener en cuenta que solo puedes aplicar el maquillaje si tu piel está limpia, al menos si quieres disfrutar de un resultado impecable. Por ello debes lavar siempre bien tu rostro, para lo cual debes usar agua y jabón neutro o facial. De esta manera podrás eliminar las diferentes impurezas que puedan estar presentes en el mismo, así como los restos del maquillaje anterior.

Tras enjuagar el rostro con agua fría conseguirás cerrar los poros. Debes asegurarte de que empleas un producto que realmente esté adaptado a tu tipo de piel. También tienes que emplear un tónico facial para pieles maltratadas, arcillas de limpieza para pieles grasas, bálsamos naturales para pieles resecas y crema limpiadora para las pieles mixtas.

Preparación de la piel

Otro de los pasos clave a seguir con las bases de maquillaje Maybelline a la hora de su aplicación es la de, previamente, preparar la piel. Para ello debes recurrir al uso de una crema humectante, un paso que es muy recomendable.

De esta forma, esta crema se encargará de aportar a la piel los componentes que son necesarios para proteger a la piel frente a los rayos perjudiciales procedentes del sol. Además, aporta luminosidad a la tez.

En el caso de que tu piel sea seca o mixta, lo más aconsejable es optar por cremas hidratantes con aceites naturales. Sin embargo, si tienes una piel grasa, debes optar por una que sea a base de gel para evitar el exceso de grasa.

Aplica la prebase

La prebase es un producto muy novedoso en el mundo del maquillaje y que aporta grandes ventajas. Al aplicarla suaviza la piel, además de cerrar los poros abiertos y hacer frente al brillo. Además, contribuye a lograr que el maquillaje se adhiera mejor a la piel.

Aplicarla es muy sencilla, ya que es suficiente con colocar una cantidad pequeña de producto en los dedos, en una esponja o una brocha y utilizarlo sobre el rostro. Para ello se deben hacer movimientos circulares hacia fuera. Es posible encontrarlas en diferentes texturas, ya sean en gel, crema o polvo.

Emplea un corrector para las imperfecciones

Tras aplicar la prebase que hemos mencionado es el momento en el que puedes hacer uso del corrector. La finalidad de este es lograr difuminar las imperfecciones presentes en la piel, como es el caso de manchas, granos y otras marchas de la piel.

El proceso es muy sencillo. Basta con que cojas un poco de corrector y lo apliques sobre aquellas zonas de tu rostro que te interesa cubrir. Luego solo tienes que difuminarlo dando toques suaves y ligeros con una brocha o esponja. La herramienta de aplicación puede ser aquella que prefieras.

Aplica la base sobre el rostro

Hecho todo lo anterior es el momento de aplicar la base de maquillaje sobre el rostro. Las bases de maquillaje Maybelline tienen una característica en común, que es que son fáciles de aplicar y ligeras.

Por ello basta con que coloques un poco de producto en la mano y distribuyas el maquillaje de dentro hacia afuera. Si necesitas de más cobertura, tan solo necesitarás añadir más cantidad de producto sobre la tez.

Utiliza una herramienta adecuada para extenderla

Para extender la base de maquillaje debes hacer uso de tus dedos o bien recurrir a una herramienta para ello. En este sentido una de las opciones más recomendables es utilizar una brocha. No obstante, debes asegurarte de que esta no absorbe demasiado el producto.

Para extender la base debes mover la brocha de forma circular hacia los exteriores de tu rostro, buscando que pueda ofrecer la cobertura apropiada. Para difuminar la base puedes recurrir al uso de una esponja húmeda e ir dando pequeños toques por toda la piel hasta que puedas llegar a alcanzar un resultado que sea uniforme.

Usa polvos compactos para su fijación

Para finalizar debes sellar la base a la piel. Para ello es recomendable utilizar polvos compactos traslúcidos. Estos servirán tanto para evitar que la base se pueda mover o caer como para controlar el nivel de grasa.

Para su aplicación es suficiente con tomar un poco de polvo con una brocha ancha y esparcirlos por el rostro. De esta manera se puede conseguir el fijado del maquillaje.

Maybelline 44924 SuperStay Better Skin Base de Maquillaje, Nude, SPF20-30 ml
  • Base de maquillaje matificante con SPF20
  • Proporciona una cobertura optima durante el día

Cómo aplicar correctamente la base de maquillaje según la herramienta

El objetivo de todo maquillaje debe ser el de conseguir una apariencia natural y que no se pueda apreciar que se lleva puesto. Se debe huir de cualquier efecto “tipo máscara” o similar, que hará que sea muy evidente su uso y el resultado estético no sea el más adecuado.

En función del lugar en el que se vaya a hacer uso del maquillaje, así como de las propiedades y características de cada piel es necesario elegir un producto u otro. Sin embargo, de nada servirá que elijas el producto adecuado entre las bases de maquillaje Maybelline si no prestas atención a otros aspectos, como son la cantidad de producto, el tipo de aplicación o el tipo de herramienta.

Debes saber que el resultado final del maquillaje depende de estos y otros muchos factores, siendo diferente el aspecto final que se consigue si se aplica el maquillaje con los dedos de las manos que si se hace con una esponja o una brocha. Por ello, te vamos a explicar cómo aplicar correctamente la base de maquillaje en función de la herramienta que decidas utilizar.

Aplicar la base de maquillaje usando las manos

La forma más tradicional (y básica) de aplicar la base de maquillaje es el usar los dedos de las manos. En este caso debe tratarse, como es lógico, de bases fluidas. Es la opción preferida por muchos maquilladores profesionales por el control que permite tener sobre la aplicación, lo que favorece la obtención de un resultado natural.

Además tiene otra ventaja asociada. Esto se debe a que, al manipular el maquillaje con las manos, es posible calentar el maquillaje, de forma que se puede asentar en mayor medida sobre la piel, haciendo que mejore el aspecto final.

Si optas por este método la forma de hacerlo es echar unas gotas en la palma de las manos. Una vez hecho esto empeizas a aplicarlo sobre el rostro desde el centro del mismo hasta afuera.

No debes caer en el error de aplicarlo en diferentes puntos antes de empezar a extenderlo por el rostro. Esto es un gran error pero es muy habitual. En este caso no estarías controlando la cantidad de producto y esto hará que dejes zonas desiguales, las cuales se podrán apreciar. Por ello es preferible que distribuyas el maquillaje de dentro hacia fuera con la ayuda de la yema de los dedos. De esta manera podrás aprovechar el producto al máximo y de la mejor forma posible.

Un aspecto a tener en cuenta es que, al tener el máximo control sobre la aplicación del producto, si ves que no tienes suficiente para cubrir todas las imperfecciones, como granos, rojeces…, podrás añadir un poco más de maquillaje.

La mejor manera de aplicar la base con las manos es hacerlo arrastrando con la yema de los dedos. En aquellas zonas en las que te resulte más complicado hacerlo puedes dar suaves toques sobre ellas.

Aplicar la base de maquillaje con brocha

Aquellas personas que no quieran manchar sus manos cuando aplican las bases de maquillaje Maybelline pueden hacerlo recurriendo al uso de brochas, una herramienta perfecta para ello. Habitualmente ofrecen una aplicación que proporciona una mayor cobertura con la base, aunque esto también dependerá del tipo de brocha elegida.

Esta herramienta nos permite modular la cobertura en función de nuestras necesidades. Se pueden dar pequeñas pasadas para extender el producto por el rostro, mientras que donde sea necesario un resultado más cubriente será suficiente con hacer lo propio pero a toques. Puedes combinar ambas técnicas para poder conseguir un resultado perfecto.

Tipos de brochas

En el mercado existen diferentes tipos de brochas que puedes utilizar para la base de de maquillaje, entre las cuales cabe destacar las siguientes:

  • Brocha kabuki: Es un tipo de brocha que ofrece un acabado natural y uniforme. Permiten el manejo cómodo de todo tipo de bases, ya sean fluidas o en polvo. Se utilizan con movimientos circulares sobre el rostro, logrando así disfrutar de una cobertura media o alta. Se pueden dividir en dos tipos
    • Plana: Tienen un cabezal ancho y un pelo corto y muy tupido, permitiendo un gran control del producto y disfrutando de un acabado muy natural. Es perfecta para bases fluidas y se puede emplear para mezclar uniformemente diferentes productos o bases.
    • Redondeada: Es una gran opción para las bases en polvo, logrando así disfrutar de un acabado natural y sin que queden marcas y rayas.
  • Brocha mofeta: Es una brocha compuesta por fibras naturales (negras) y fibras sintéticas (blancas) que permiten disfrutar de un manejo muy versátil del producto, con un acabado ligero. Es una brocha multiusos perfecta para quienes buscan un efecto de baja cobertura.
  • Pincel lengua de gato: Este tipo de brocha, con cerdas firmes y diseño plano y tupido, permite disfrutar de una alta cobertura con su aplicación. Es apropiada para utilizarla tanto con bases líquidas como bases en crema.
  • Brocha ovalada: También llamadas “Toothbrush“, son unas brochas que se adaptan perfectamente al rostro gracias a sus cerdas flexibles. Son muy tupidas y permiten disfrutar de acabados muy naturales, con una distribución uniforme de la base de maquillaje.

Aplicar la base de maquillaje con esponja

La esponja de maquillaje es una gran opción para quienes quieran disfrutar de un acabado ligero sobre la piel de su rostro. Lo más recomendable es optar por una esponja de tipo huevo o de una forma similar, ya que existen diferentes opciones en el mercado.

Al recurrir a su uso tendrás que aplicar el maquillaje mediante suaves pasadas cortas, combinada con pequeños toques en aquellos lugares de la tez en las que necesites disfrutar de una mayor cobertura o donde te interese cubrir más las imperfecciones.

No obstante, antes de empezar a hacer uso de la esponja debes tener en cuenta que es necesario humedecerla, de manera que así no absorba el producto que se va a utilizar. Es suficiente con colocarla bajo el grifo y escurrirla para posteriormente impregnarla de la base de maquillaje fluida e iniciar su aplicación.

Tipos de esponjas

Existen diferentes tipos de esponjas de maquillaje, entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • Esponjas de maquillaje de terciopelo: Estas esponjas elaboradas con microfibra pero con aspecto aterciopelado están indicadas para la aplicación de maquillaje fluido o polvos, siendo aptas para el uso de bases, bronceadores, coloretes e iluminadores. Permiten la aplicación del maquillaje de forma precisa, con un gran control sobre el producto. Se pueden utilizar secas o humedecidas.
  • Esponjas de maquillaje de silicona: Tienen la gran ventaja de que son impermeables y no porosas, ya que están fabricadas en silicona y esto hace que no se desperdicie nada de producto.
  • Esponja tipo huevo: La conocida Beauty Blender fue la primera de las esponjas tipo huevo, una revolución por su innovador diseño. Gracias a ella se puede conseguir el tan deseado “efecto aerógrafo”. Es la opción preferida por los maquilladores profesionales, debiendo humedecerla para poder aplicar el maquillaje de una manera uniforme y natural. Tiene numerosas ventajas con respecto a otras y por ello es una de las preferidas.
  • Esponja mini: Las esponjas mini son similares a las anteriores de tipo huevo. La única diferencia radica en su tamaño, que es más reducido. Están pensadas para ser utilizadas en zonas pequeñas del rostro en las que es necesario cubrir las imperfecciones. Son una gran opción para aplicar correctores y cubrir así cicatrices, manchas granos… También debe ser humedecida y escurrida antes de empezar a utilizarse.
  • Esponjas ergonómicas: Destacan por su forma innovadora, diseñada para ofrecer la mayor comodidad a la persona que se va a maquillar. Para ello cuenta con hendiduras que permite colocar mejor los dedos sobre ellas. Tiene una parte más afilada perfecta para los lugares en los que se necesita de un acabado más cubriente. Si se busca uno más ligero es suficiente con utilizar el extremo más ancho.
  • Esponjas biseladas: Son una evolución de la Beauty Blender pero creada por Real Techniques. Destaca por tener en su diseño una parte biselada que está pensada para ser utilizada sobre las zonas más amplias de la cara. Ofrece una gran precisión en la aplicación y un acabado uniforme. A diferencia de la Beauty Blender, se puede utilizar en seco.
  • Esponja clásica: Es la tradicional, que habitualmente es plana y con forma triangular o redonda. Son las más económicas pero también las menos eficaces. Su resultado se encuentra muy lejos de las esponjas de maquillaje que se pueden encontrar actualmente en el mercado.

En función de tus necesidades y preferencias deberás optar por un tipo u otro, siendo en todo caso una herramienta muy utilizada por los profesionales del maquillaje.

Aplicar la base de maquillaje con brocha y esponja

Un último método es aplicar la base de maquillaje combinando una brocha con una esponja. Este te permitirá obtener un acabado perfecto. De esta manera empezarías por hacer una primera aplicación con la brocha extendiendo el fondo por todo el rostro.

Una vez lo hayas hecho deberás repasarlo con una esponja de maquillaje que debes haber humedecido anteriormente. Con esta técnica se consigue un acabado aterciopelado o ligero. No debes utilizar la esponja con más producto durante el repaso, ya que en ese caso podrías saturar la cobertura.

Queremos que nuestras recomendaciones tengan la mayor utilidad posible y por este motivo agradeceremos tu colaboración valorando lo útil que has encontrado este artículo.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Se el primero en comentar

Escribe un Comentario

Tu dirección de email nunca se publicará.


*